Historia del Derecho

Compartiendo conocimientos…

Texto 24

Texto 24.  SAN ISIDORO, Historia Gothorum, 53:

A) Valoración de la fuente.

San Isidoro de Sevilla, arzobispo de dicha ciudad, hijo de padre hispano-romano y de madre goda, es la figura más representativa de la naciente cultura hispano-goda. Será él quien mejor sabrá interpretar el nuevo tiempo, la nueva realidad nacional hispánica a lo largo de la primera mitad del siglo VII. El denominado «Doctor de las Españas» en su Historia Gothorum elevará a España a la categoría de Primera Nación de Occidente. Escrito hacia el año 630, alcanzada plenamente la unidad nacional-territorial, supone el primer texto de un protonacionalismo (emergencia y consolidación de las naciones) ideológico en el seno de la cultura occidental. El nuevo ideal nacional que reflejan los textos se verifica en un pueblo concreto, determinante de aquel ideal, los Godos, hasta identificar, de este modo, Tierra y Pueblo como la Patria común y diferenciada de todos, España.

B) Exponer el origen y la composición en los concilios toledanos y las teorías sobre su naturaleza.

Los Concilios toledanos son el precedente histórico de las futuras Cortes medievales, que aconsejaban en cuestiones militares, judiciales y eclesiásticas. Estos Concilios supondrán la expresión fundamental de la colaboración entre la Iglesia y el Estado, una Iglesia que era el recipiente principal, y mantenedor entonces, de la cultura y los saberes. En este sentido resultó muy influyente la doctrina jurídica de San Isidoro que establecía la sumisión de la potestad civil a las leyes o normas de la comunidad, en contra de la tradición cesarista del derecho romano y de la práctica oligárquica bizantina. Los Concilios de Toledo son, por tanto, el punto de confluencia entre la potestad del Estado y la autoridad moral e intelectual de la Iglesia, de modo que los reyes godos solicitaban de los Concilios su asistencia y apoyo en el gobierno del Estado y en las tareas legislativas, e incluso enviaban a los magnates del Aula Regia a las reuniones de los mismos.

C) Razones y trascendencia política y jurídica de la conversión de
Recaredo al catolicismo.


Durante la época visigoda el romanismo experimentó un lento proceso de empobrecimiento, mixtificación y desgaste, con lo que llegó a su ocaso.
Se asentaron las bases de un reino visigodo hispánico independiente del imperio tanto desde el punto de vista político como ideológico. Es entonces cuando desaparece la idea de que los reyes visigodos eran herederos de las maiestas del pueblo romano, justificando su autoridad como mantenedores de la tradición romana, e iniciándose el nacionalismo visigodo.

Por lo tanto los monarcas de esta última etapa necesitaban una nueva manera de justificar su potestad y para ello se respaldaron en una alianza con la iglesia tras la conversión al catolicismo de Recaredo. A pesar de esto adoptaron el esquema político absolutista de la última época imperial, tanto en lo referente al poder como al derecho.

2 diciembre 2009 - Posted by | El Derecho Visigodo

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: